LS 50. La culpa siempre es de otros

50. En lugar de resolver los problemas de los pobres y de pensar en un mundo diferente, algunos atinan sólo a proponer una reducción de la natalidad. No faltan presiones internacionales a los países en desarrollo, condicionando ayudas económicas a ciertas políticas de «salud reproductiva». Pero, «si bien es cierto que la desigual distribución de la población y de los recursos disponibles crean obstáculos al desarrollo y al uso sostenible del ambiente, debe reconocerse que el crecimiento demográfico es plenamente compatible con un desarrollo integral y solidario»[28]. Culpar al aumento de la población y no al consumismo extremo y selectivo de algunos es un modo de no enfrentar los problemas. Se pretende legitimar así el modelo distributivo actual, donde una minoría se cree con el derecho de consumir en una proporción que sería imposible generalizar, porque el planeta no podría ni siquiera contener los residuos de semejante consumo. Además, sabemos que se desperdicia aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen, y «el alimento que se desecha es como si se robara de la mesa del pobre»[29]. De cualquier manera, es cierto que hay que prestar atención al desequilibrio en la distribución de la población sobre el territorio, tanto en el nivel nacional como en el global, porque el aumento del consumo llevaría a situaciones regionales complejas, por las combinaciones de problemas ligados a la contaminación ambiental, al transporte, al tratamiento de residuos, a la pérdida de recursos, a la calidad de vida.

Imagen modificada de https://akifrases.com/frases-imagenes/frase-ver-la-paja-en-el-ojo-ajeno-y-no-la-viga-en-el-propio-proverbio-139574.jpg

Es habitual. La culpa es siempre del otro. Es el otro el que hace las cosas mal, y, por supuesto, lo nuestro es lo correcto. Así que nosotros podemos continuar con el ritmo derrochador de vida y de recursos, y el problema lo tienen los otros, que si son tantos y quieren disfrutar como nosotros nos harán la competencia. Así que “que nazcan menos”.(¿les recuerda esto en algo a la orden egipcia de asesinar a los hijos de Israel en la época del nacimiento de Moisés?, Ex. 1) o, en la misma línea, que ni se acerquen a nuestro territorio (bloqueo de los países desarrollados a los movimientos migratorios).

Frente a quienes dan por sentado que nuestro estilo de vida es el idóneo y que son los demás quienes deben realizar algún cambio, por supuesto a menos, abundan los informes que indican que los que estamos pasados de marcha somos nosotros, en nuestra fortaleza occidental. Que si nosotros, que consumimos anualmente la reserva correspondiente a más de dos planetas, nos ajustamos un poco el cinturón, habrá para que otros, que se tienen que conformar con muy poquito, puedan mejorar su nivel alimenticio y de salud y puedan vivir con normalidad, generando familias en las que transmitir la vida recibida sin más limitación que la de la propia responsabilidad.

Así que dejémonos de tonterías y pongámonos manos a la obra. Que la vida es un don precioso a compartir y transmitir y no una realidad para gestionar desde la avaricia y la autocomplacencia. Eso sí, empecemos a pensar si no hay  también un problema gordo en la distribución geográfica de la población, de la nuestra y de la de otros: la existencia de megaurbes que no producen alimentos (“pongamos que hablo de Madrid”) hace necesaria una enorme red de transporte y una ingente tropa de medios móviles para hacer llegar, a veces desde distancias continentales, los recursos necesarios para la vida en la ciudad, que se cree muy autosuficiente pero que es la realidad urbana más dependiente que exista. Quizás, además de reducir nuestro consumo, tengamos que comenzar a pensar en regresar al medio rural…

Dejemos de mirar al ojo ajeno para buscar tanto la paja, cuando tenemos una viga en el nuestro que no nos deja ni ver. Y que deberíamos resolver…

Miguel Ángel

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s