Jueves 6 de diciembre

encabezado

jueves 6 de diciembre

Palabra que acampa entre nosotros

 

Salmo 118(117),1.8-9.19-21.25-27.
¡Aleluya!
¡Den gracias al Señor, porque es bueno,
porque es eterno su amor!

Evangelio según San Mateo 7,21.24-27.

En aquél tiempo dijo Jesús a sus discípulos : “No todo el que dice ¡ Señor, Señor! Entrará en el Reino de los Cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el Cielo. El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica se parece aquél hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron sobre la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca.”

Texto en pdf

 

A qué nos estamos preparando

Desde hace ya algún tiempo creo que Dios no es exigente, que se va acercando a cada uno de nosotros para invitarnos a entrar en su Reino, que nos ofrece sus palabras, que son nuestros cimientos, para construir una vida sólida, asegurando que esta vida así construida vencerá cualquier clase de infortunio.

Vivimos un momento en el que sentimos las necesidades de personas muy cercanas, el pesimismo y la negatividad flota a nuestro alrededor y me planteo ¿somos la roca de quienes nos rodean?, ¿escuchamos con atención las palabras de Jesús para ser el hombre prudente del que habla el Evangelio?.

Por nuestras obras nos conocerán, eso es lo que dijo una vez Jesús, somos sus discípulos y Jesús confía en nosotros, nuestras obras, pequeñas, grandes, ensanchan el Reino de Dios, a la vez que nos dan cada vez más seguridad y fortaleza.

No importa que nos equivoquemos, no importa si algo no lo vemos, cada día, cada minuto es una nueva oportunidad, para escuchar lo que Dios nos dice a cada uno de nosotros, para dar unos 10, unos 20 otros 100.

¿A qué nos estamos preparando?, nos podemos preparar hoy a darnos oportunidades, a dar oportunidad a los demás, para vernos y ver a los demás, como dice Tony de Mello “cambiantes, como un río siempre en movimiento”, y descubrir lo que acontece o puede acontecer en mí y en los demás.

 

Cuestión de fondo

“No todo el que dice Señor, Señor entrará en el Reino de los Cielos sino el que cumple la voluntad de mi Padre”.

Todos confiamos en quien sabemos que se esfuerza, en quién nos ayuda a resolver algún problema que tengamos, en quién se interesa por nosotros. ¿Damos esa confianza a los demás?.

 

 

 

 

Un gesto, una esperanza

No hay sonrisa más hermosa que aquella que se abre paso en medio de las lágrimas.

Nunca sabes que tan fuerte eres hasta que ser fuerte es la única opción que te queda.

Jamás comprometas tus valores, recuerda que son los que te hacen ser lo quien eres.

Ser feliz no significa que todo es perfecto. Significa que has decidido ver más allá de las imperfecciones.

 

Caminantes como nosotros

La Casa Tobías

 

Es el proyecto de unos vecinos nuestros, una familia con tres hijos que acogió a varios disminuidos psíquicos, su proyecto se hizo grande, como el grano de mostaza y se fueron a otro lugar, a Villalba, a una casa más grande, donde acogieron a más personas con el mismo problema, y no exentos de dificultades, ahí están dando el ciento por uno.

 

Oración para que nos acompañe durante el día

Acompaño todo el día recitando la antífona del Salmo que se nos presenta en el día de hoy.

 

Si esto te toca

Hace algún tiempo nos llegó un mensaje de tantos que llegan con presentaciones, y en este caso era sobre la gente que le gustaba a Mario Benedetti. Os copiamos el enlace para que podáis disfrutar como nosotros del poema de este autor sobre “La Gente que me gusta”.

 

http://www.blogovic.com/post.php?id=360

Anuncio publicitario