LS 25. El cambio climático afecta más a los más pobres

 

25. El cambio climático es un problema global con graves dimensiones ambientales, sociales, económicas, distributivas y políticas, y plantea uno de los principales desafíos actuales para la humanidad. Los peores impactos probablemente recaerán en las próximas décadas sobre los países en desarrollo. Muchos pobres viven en lugares particularmente afectados por fenómenos relacionados con el calentamiento, y sus medios de subsistencia dependen fuertemente de las reservas naturales y de los servicios ecosistémicos, como la agricultura, la pesca y los recursos forestales. No tienen otras actividades financieras y otros recursos que les permitan adaptarse a los impactos climáticos o hacer frente a situaciones catastróficas, y poseen poco acceso a servicios sociales y a protección. Por ejemplo, los cambios del clima originan migraciones de animales y vegetales que no siempre pueden adaptarse, y esto a su vez afecta los recursos productivos de los más pobres, quienes también se ven obligados a migrar con gran incertidumbre por el futuro de sus vidas y de sus hijos. Es trágico el aumento de los migrantes huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental, que no son reconocidos como refugiados en las convenciones internacionales y llevan el peso de sus vidas abandonadas sin protección normativa alguna. Lamentablemente, hay una general indiferencia ante estas tragedias, que suceden ahora mismo en distintas partes del mundo. La falta de reacciones ante estos dramas de nuestros hermanos y hermanas es un signo de la pérdida de aquel sentido de responsabilidad por nuestros semejantes sobre el cual se funda toda sociedad civil.

Imagen enlazada de http://www.tabascohoy.com/imagenes/2014/04/20/188670_grande_0ko4WxwF.jpg

En este ámbito del cambio climático también se expresa la omnipresente desigualdad, ya que afectará, de manera muy especial, a las poblaciones con menos recursos del planeta. Entre otras cosas, como dice el Papa, porque su vida se basa sobre todo en los recursos naturales, tan dependientes de las condiciones climáticas. Uno se pregunta, además, qué tipo de vida sería posible sin ese tipo de recursos… porque ni de las finanzas ni de la tecnología se puede uno nutrir directamente, y los recursos alimenticios naturales son la base de cualquier forma de vida humana en la Tierra.

La falta de recursos hace que muchas personas deban migrar en busca de posibilidades de vida que su tierra de origen no les ofrece. Y, sin embargo, los países con suficientes recursos para hacer frente a las situaciones que puedan surgir no admitimos con gusto a estos refugiados y desplazados, que ni siquiera obtienen un reconocimiento internacional.

Y por si fuera poco, y como sabemos, las infraestructuras de los países pobres tienen muy poca resistencia frente a las catástrofes, con lo que sufren más directa y duramente sus consecuencias. Vaya, que se coja por donde se coja, la situación es claramente discriminatoria. De ahí que haya que reconocer el gran acierto de la campaña hermana Enlázate por la justicia, promovida conjuntamente por Caritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES, y que tiene por lema “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”. Es también un buen regalo para conducirnos por las rutas del necesario compromiso ecosocial.

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s