Jonás 3, una “parábola” de la conversión ecológica

Lectura de la profecía de Jonás 3, 1-10

El Señor dirigió la palabra por segunda vez a Jonás. Le dijo así: «Ponte en marcha y ve a la gran ciudad de Nínive, allí les anunciarás el mensaje que yo te comunicaré».

Jonás se puso en marcha hacia Nínive, siguiendo la orden del Señor. Nínive era una ciudad inmensa; hacían falta tres días para recorrerla.

Jonás empezó a recorrer la ciudad el primer día, proclamando: «Dentro de cuarenta días Nínive será arrasada»

Los ninivitas creyeron en Dios; proclamaron un ayuno y se vistieron con rudo sayal, desde el más importante al menor.

La noticia llegó a oídos del rey de Nínive, que se levantó del trono, se despojó del manto real, se cubrió con rudo sayal y se sentó sobre el polvo. Después ordenó proclamar en Nínive este anuncio de parte del rey y de sus ministros: «Que hombres y animales, ganado mayor y menor no coman nada; que no pasten ni beban agua. Que hombres y animales se cubran con rudo sayal e invoquen a Dios con ardor. Que cada cual se convierta de su mal camino y abandone la violencia. ¡Quién sabe si Dios cambiará y se compadecerá, se arrepentirá de su violenta ira y no nos destruirá.!»

Vio Dios su comportamiento, cómo habían abandonado el mal camino, y se arrepintió de la desgracia que había determinado enviarles. Así que no la ejecutó.

Palabra de Dios

Imagen enlazada de http://www.editoriallapaz.org/02-images/Jonah-3-Preaches-to-the-Ninevites-500.jpg

Tengo yo para mí que la ecología no es un mero añadido moderno a la Doctrina Social de la Iglesia, como si hubiera entrado un nuevo área de “compromiso” en la vivencia de la fe. Más bien creo que aún no hemos percibido que la clave de la ecología integral nos ofrece una inigualable oportunidad para releer y actualizar los fundamentos de nuestra fe. Por eso, humildemente, me he puesto a compartir a través de Twitter, bien que de una forma un tanto irregular, una lectura en clave ecológica, allí donde sea posible, de los textos bíblicos que la Liturgia nos ofrece para la oración de cada día. Y creo que algunos de esos textos pueden también contribuir a enriquecer este blog.

Hoy 8 de octubre de 2019, martes de la XXVII semana del tiempo ordinario, la Liturgia nos ofrece la lectura del inicio del capítulo 3 del libro de Jonás, y me ha parecido que sirve completamente de referencia, modelo o parábola, de “conversión ecológica”: un profeta, Jonás (un tanto rebelde al mandato de Dios, por cierto) proclama la inminencia de la destrucción de Nínive; y los ciudadanos que le escuchan, potenciales víctimas del desastre que se avecina, deciden iniciar un duro período de penitencia que afecta tanto a la comida como al vestido, que hasta el rey asume, despojándose de sus vestiduras y decretando un período penitencial de toda la ciudad. Quizás así Dios se compadezca y el mal se aleje de allí…

Nada que ver, claro, con lo que estamos viendo en estos días, situación a la que hacíamos referencia en una entrada reciente de otra serie. Muchos, pero muchos, profetas nos están anunciando los peligros a que nos enfrentamos en nuestro planeta, y tantos y tantos hacen caso omiso, pues incluso los líderes políticos prefieren ocuparse de otros temas y no mirar de frente la situación.

Nínive, con su opción por la conversión radical, encarna la “conversión ecológica” que nos pide el Magisterio eclesial de las últimas décadas y que Laudato si’ ha colocado en posición central de la Doctrina Social de la Iglesia; no sólo por su radicalidad, sino también por el matiz que aporta: la gran ciudad, capital de un imperio que maltrata a los pueblos vecinos, inicia un “decrecimiento voluntario” (en la comida, en el vestuario…) que le haga caminar en otra dirección más acorde con los planes de Dios. Y ya sabemos el ayuno que quiere el Señor (Is 58); lo ecológico y lo social se ponen aquí también de la mano. Ojalá fuéramos capaces, como civilización, de asumir esa vía…

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s