LS 29. Aguas contaminadas, química contaminante

29. Un problema particularmente serio es el de la calidad del agua disponible para los pobres, que provoca muchas muertes todos los días. Entre los pobres son frecuentes enfermedades relacionadas con el agua, incluidas las causadas por microorganismos y por sustancias químicas. La diarrea y el cólera, que se relacionan con servicios higiénicos y provisión de agua inadecuados, son un factor significativo de sufrimiento y de mortalidad infantil. Las aguas subterráneas en muchos lugares están amenazadas por la contaminación que producen algunas actividades extractivas, agrícolas e industriales, sobre todo en países donde no hay una reglamentación y controles suficientes. No pensemos solamente en los vertidos de las fábricas. Los detergentes y productos químicos que utiliza la población en muchos lugares del mundo siguen derramándose en ríos, lagos y mares.

Imagen enlazada de http://porfinenafrica.com/wp-content/uploads/2013/01/agua-para-el-sahel2.jpg

Seguimos con el tema del agua. Pero en esta ocasión no va a ser su carencia, sino la calidad del agua al que tienen acceso muchas poblaciones, sobre todo las más pobres. Y no tanto calidad en cuanto a propiedades más o menos beneficiosas, sino en cuanto a potencialidad dañina para la salud de quien la bebe:

  • aguas contaminadas con riesgo de producir enfermedades infecciosas (disentería, cólera, fiebre tifoidea, hepatitis…), debido a condiciones insalubres de conservación, contaminación con residuos fecales o biológicos, etc
  • aguas con residuos de productos químicos, bien industriales (teñido de textiles, por ejemplo de las ropas que a precio tan asequible compramos en occidente), agrícolas (herbicidas y otros tratamientos agroquímicos, que en muchos países no están sometidos a control efectivo) o incluso domésticos.

Y en este último aspecto, el de los residuos químicos, es al que ninguno podemos sentirnos ajenos. Porque incluso en nuestra refinada vida occidental, o precisamente por ella, vertemos cantidades ingentes de productos químicos a diario: productos de higiene personal (¿has mirado la composición de tu gel de baño, de tu pasta de dientes o de tu champú?), productos de limpieza doméstica de lo más abundante y variado (quitagrasas, detergente de lavavajillas, detergente de lavadora, detergente para el lavado de la vajilla a mano, suavizantes, limpia-inodoros… ¿Has mirado sus listas de componentes, tantas veces ocultas? Y cada vez hay menos posibilidades de encontrar, incluso en los lugares más recónditos del mundo, agua limpia virgen que no tenga residuos de ningún tipo.

¿Hasta cuándo vamos a seguir ensuciando el mundo para limpiar nuestro cuerpo y nuestra casa? ¿Y hasta cuándo habrá seres humanos sin acceso al agua potable? Hay mucho que hacer todavía, en nuestra casa y a distancia, para garantizar un acceso universal al agua potable. Y, a ser posible, sin tener que utilizar filtros potabilizadores en nuestros grifos.

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s