Inmersos en una realidad mayor: caminar por Sierra Nevada

Iniciamos con esta entrada un nuevo tipo de contenidos, que denominaremos de “eco-contemplación”. Se trata de dar cauce a una contemplación ecológica “de andar por casa”, de experiencias de apertura al Misterio, a la presencia de Dios, ante las diferentes manifestaciones de la Naturaleza: un detalle concreto, una experiencia de inmersión en el medio ambiente… La creación refleja al Creador, como de una manera u otra han recogido diferentes textos bíblicos y de los santos Padres, y como nos sugiere el apartado IV del capítulo segundo de la Laudato si. Dejemos, pues, paso y reconozcamos el sentido de esas pequeñas experiencias de encuentro con Dios a través de la Naturaleza que, a buen seguro, nos ocurren de tanto en tanto.

20191229_133139_HDRY para comenzar, compartir la experiencia que hemos podido disfrutar algunos buenos amigos de Cristianismo y Ecología en estos días de Navidad, haciendo senderismo en Sierra Nevada. Uno de los días hicimos parte de la ruta conocida como “vereda de la Estrella”, un viejo camino que se adentra en el recortado valle del Genil hacia su cabecera desde el Barranco de San Juan. El camino fue realizado para poder explotar las minas de material ferroso que se encontraron río arriba, y supone un paseo agradable, con una suave tónica ascendente, a media altura de la ladera situada junto a la orilla izquierda del Genil, con vistas espectaculares al fondo de La Alcazaba y el Mulhacén, en esta época nevados. La sensación de inmersión en la Naturaleza es total, y la conexión entre Naturaleza y ser humano se hace patente de continuo en la posibilidad que ofrece el mencionado camino de poder hacer este recorrido. Son muchas las especies naturales con que encontrarse, y entre ellas destaca el viejo “abuelo”, un castaño centenario que se encuentra a la media hora de iniciarse el camino.

En resumen, un buen paseo (largo, eso sí, hay que ir preparado para resistir los 10 km de ruta, que luego habrá que deshacer) y, a la vez, una buena oportunidad de sentirse parte de una realidad mayor, en cuyo fondo, dándole consistencia, se encuentra la presencia misteriosa de Dios.

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s