Viernes 14 de diciembre

encabezado

viernes 14

Palabra que acampa entre nosotros

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los impíos, ni entra por la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los cínicos; sino que su gozo es la ley del Señor, y medita su ley día y noche. Será como un árbol plantado al borde de la acequia: da fruto en su sazón y no se marchitan sus hojas; y cuanto emprende tiene buen fin.

Texto en pdf

 

A qué nos estamos preparando

La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos y temperamentos más reducidos, carreteras más anchas y puntos de vista más estrechos. Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos. Tenemos casas más grandes y familias más chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos más grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, más expertos pero más problemas, mejor medicina pero menor bienestar.

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, conducimos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiada televisión y oramos muy rara vez.

Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus más preciadas ideas. La vida no se mide por el número de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.

 

Cuestión de fondo

¿Cuál es la verdadera riqueza en la vida?  El dinero, el tener toda clase de comodidades, el prestigio, el poder, ¿nos ayudan a ser más felices o por el contrario nos esclavizan? Igual que quien posee muchos bienes materiales invierte su dinero ¿De qué manera inviertes en amor, esperanza, tiempo, sonrisas, alimento del espíritu?

 

 

Un gesto, una esperanza

PISTAS PARA VIVIR EL ADVIENTO SIENDO FELIZ CON MENOS

1. Comienza el día con esperanza.

Si hay alguna gran verdad acerca de la vida, es que por lo general uno vive de acuerdo con sus expectativas. Por lo tanto, cuando te levantes de la cama, tu primer pensamiento debería ser: “algo maravilloso va a suceder hoy.” ¿Sabes una cosa? Probablemente tengas razón.

2. Tómate tiempo para planificar y priorizar.

Si lo urgente pocas veces es importante, ¿Por qué dedicamos tanto tiempo a lo urgente y tan poco a lo importante, busca una tarea que, si la haces, te acercará a un objetivo más alto y a tu propósito en la vida. Haz primero eso. Concéntrate en las cosas valiosas, en las que no tienen precio

3. Haz un regalo a todos los que puedas.

No estoy hablando de algo material o formal. Tu regalo puede ser una sonrisa, una palabra de agradecimiento o estímulo, un gesto de cortesía, incluso un gesto amistoso.

4. El tiempo es la verdadera riqueza, no aceptes el hablar por hablar ni el murmurar, ni el criticar al que no está delante.

Personas que en general son austeras, no dudan en derrochar el tiempo y gastamos mucho de nuestro tiempo no en disfrutar, sino en hacer desgraciados a los demás.

5. Da el beneficio de la duda.

La otra persona es importante y valiosa, puesto que no puedes leer la mente, no sabes muy bien el “por qué” detrás del “qué” hace la gente. Imputar malas intenciones a las conductas de otras personas añade una miseria adicional a la vida, al tiempo que asumir una buena intención te deja abierto a la reconciliación.

6. Si dedicas un tiempo a alimentar el cuerpo, destina el mismo tiempo a alimentar tu espíritu.

A veces no podemos evitar engullir algo rápido para aguantar todo el día. Aun así, al menos una vez al día, hay que comer algo también para que el espíritu funcione

7. Libérate de los resultados y asume que se fracasa.

El gran enemigo de la felicidad es la preocupación, que viene de centrarse en los acontecimientos que están fuera de tu control. Una vez que has ejecutado una decisión, por lo general ya no hay nada más que puedas hacer. Aprende que fracasar es a veces lo que nos permite encontrar el verdadero camino

8. Apaga la televisión.

Muchas familias dejan sus televisores como “ruido de fondo”, mientras que están haciendo otras cosas. El motivo final de la televisión es hacerte insatisfecho con tu vida de manera que usted tengas que comprar más cosas para ser feliz.

9. Vacía la mochila de vez en cuando.

Sin darnos cuenta vamos acumulando cosas, piensa de qué puedes desprenderte y verás que cuanto más repartes más recibes.

10. Termina cada día dando las gracias.

Justo antes de irte a la cama, piensa en una cosa maravillosa que ocurrió. Puede ser algo tan pequeño como un niño sonriendo. Sea lo que sea da gracias por este día, ya que nunca volverá.

Caminantes como nosotros

Pequeños gestos:

http://ccs.org.es/2012/11/02/como-en-casa/

Cambio radical:

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/08/22/espana/1156243363.html

Oración

Intenta rezar tu propia alabanza por el día que has vivido.

Si esto te toca

http://www.sonrisadecolores.com/2011/10/la-verdadera-riqueza-historia-con-ensenanza/

http://www.slideshare.net/SecretosdeProsperidad.net/la-verdadera-riqueza

http://www.semillasdevida.com.ar/articulos/el-secreto-de-la-verdadera-riqueza-invertir-amor/

http://mariangeles-pedacitosdemivida.blogspot.com.es/2012/07/la-verdadera-riqueza.html