Viernes 1º semana de Adviento

Primera semana. Convertir la mirada: Ver 
Viernes 02. Deterioro de la calidad de vida humana y degradación social [43-47]

4 diciembreLecturas de la misa del día:
Is 29,17-24
Sal 26
Mt 9,27-31

 

 


Convertir la mirada y la manera de pensar:

A esto se agregan las dinámicas de los medios del mundo digital que, cuando se convierten en omnipresentes, no favorecen el desarrollo de una capacidad de vivir sabiamente, de pensar en profundidad, de amar con generosidad. Los grandes sabios del pasado, en este contexto, correrían el riesgo de apagar su sabiduría en medio del ruido dispersivo de la información. [47]
La ingente cantidad de información que recibimos a través de los medios de comunicación y, sobre todo de Internet, debe filtrarse con criterios orientados a la toma de decisiones conscientes para convertirla en conocimiento útil, y sobre todo aplicarle un componente ético que nos permita orientarla para el bien común.

Convertir el estilo de vida y comportamiento:

Según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Rio de Janeiro en 2012, actualmente, la mitad de la población mundial vive en ciudades y hacia 2030 se espera que el 60% de la humanidad resida en zonas urbanas. Aparte de la necesidad que esto conlleva de prestar todo tipo de servicios a esa concentración sin precedentes de personas como vivienda y educación a costos accesibles, agua potable y alimentos, aire puro y transportes…, cada vez más en las ciudades muchas personas experimentan una sensación inmensa de soledad, a pesar de estar rodeados permanentemente de seres humanos.

→ Una propuesta práctica: Durante estos días, pruebo a saludar a mi vecino de escalera, al conductor del autobús, al empleado de la limpieza…, a todas esas personas con las que nos encontramos cada día y  no solemos cruzar una sola palabra. Así recupero el gusto por el contacto directo y el trato personal, de los que me está apartando el uso de las redes sociales.

Convertir el corazón y el espíritu:

Señor, cura nuestras cegueras, para que así:
Te reconozcamos como Padre y Maestro,
Descubramos en el prójimo a nuestros hermanos,
 Confiemos en tu ayuda para levantarnos, cada vez que caemos,
Aprendamos a recibir tu sabiduría,
Y nos dejemos acompañar por Ti.
Señor, enséñanos a VER.

02-diciembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s