Miércoles 1º semana de Adviento

Primera semana. Convertir la mirada: Ver 
Miércoles 30. La cuestión del agua [27-31]

Lecturas de la misa del día:
Rm 10, 9-18
Miércoles 02Sal 18
Mt 4, 18–22

 

 

 


Convertir la mirada y la manera de pensar:
Se advierte un derroche de agua no sólo en países desarrollados, sino también en aquellos menos desarrollados que poseen grandes reservas. Esto muestra que el problema del agua es en parte una cuestión educativa y cultural. (30)
La huella hídrica o huella de agua se entiende como el volumen total de agua dulce usado para producir los bienes y servicios producidos por una empresa, o consumidos por un individuo o comunidad. Es similar al concepto de huella ecológica, pero enfocada en el uso del agua. Su interés radica en el reconocimiento de que los impactos humanos en los ecosistemas acuáticos pueden estar relacionados, en última instancia, con el consumo humano y que temas como la escasez o contaminación del agua pueden ser mejor entendidos y gestionados considerando la cadena producción y de distribución en su totalidad.
http://www.huellahidrica.org/
 Convertir el estilo de vida y comportamiento:

La educación en la responsabilidad ambiental puede alentar diversos comportamientos que tienen una incidencia directa e importante en el cuidado del ambiente, como evitar el uso de material plástico y de papel, reducir el consumo de agua[211]

→ Una propuesta práctica: Evito comprar agua embotellada, prefiriendo la instalación doméstica de filtros de agua.

 Convertir el corazón y el espíritu:

Quiero ser mi Señor en ti
como el árbol plantado cerca del arroyo.
 Tú has de ser, mi Señor, esa voz,
 con quien hable y medite día y noche.
(Brotes de Olivo)

 Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven a él sin haber empapado la tierra, sin haberla fecundado y hecho germinar, para que dé la semilla al sembrador y el pan al que come,  así sucede con la palabra que sale de mi boca: ella no vuelve a mí estéril, sino que realiza todo lo que yo quiero y cumple la misión que yo le encomendé. Is 55, 10-11

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s