LS 76. Naturaleza como creación

76.  Para la tradición judío-cristiana, decir «creación» es más que decir naturaleza, porque tiene que ver con un proyecto del amor de Dios donde cada criatura tiene un valor y un significado. La naturaleza suele entenderse como un sistema que se analiza, comprende y gestiona, pero la creación sólo puede ser entendida como un don que surge de la mano abierta del Padre de todos, como una realidad iluminada por el amor que nos convoca a una comunión universal.

Imagen enlazada de https://i.ytimg.com/vi/kQYaJrnLU3s/maxresdefault.jpg

Uno de los cambios característicos de la modernidad fue la separación entre pensamiento y naturaleza. El “pienso, luego existo” de Descartes se sucedió, sin solución continuidad, de la separación entre mente y mundo físico, y llevó a la consideración de este último como externo al yo, objeto de análisis y explotación por parte del ser humano. El desarrollo científico y tecnológico que se ha sucedido durante los últimos siglos no ha hecho sino remarcar esta separación, dando lugar al mundo hipertecnologizado que hoy conocemos y que tan negativamente ha influido sobre el medio ambiente. Y ello a pesar de que esa concepción ha sido puesta en entredicho por la ciencia y el pensamiento del siglo XX, que nuestra mentalidad no haasimilado correctamente.

No es lo mismo colocarse ante la Naturaleza como recurso que como entorno vital, como objeto externo a analizar que como realidad en la que estamos integrados, como materia prima a conformar y explotar que como realidad en la que vivimos inmersos y relacionados. Contemplar la realidad no puede llevarnos a otra cosa que a sentirnos parte de ella, a descubrir la red de relaciones en la que estamos inmersos. Y a percibir que, más allá de ella, se apunta algo que le da, que nos da, fundamento y sentido.

Somos parte de una realidad que nos supera, por mucho que tratemos de analizarla. De hecho, somos en esa realidad, y Dios nos ha puesto en ella. Esa es la clave.

No hay ser humano por un lado y Naturaleza por otro. Ni siquiera vale pensar que hay ser humano dentro de la Naturaleza, de una Naturaleza que existe de forma independiente. Lo que hay es ser humano en el seno de la Creación, de la obra que Dios ha hecho. Y eso es todo un regalo, que tendremos que aprender a valorar adecuadamente.

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s