Obispos de Filipinas: la creación como un largo proceso de cuidado y amor

Me ha sorprendido muy gratamente alguno de los contenidos de la carta pastoral de los obispos de Filipinas “¿Qué le está ocurriendo a nuestra hermosa tierra?”, del año ¡¡¡1988!!!, citada por Francisco en el párrafo 41 de la Laudato si. En ella se incluye un hermoso texto sobre la creación que merece la pena leer y contemplar:

Te podrías preguntar: ¿por qué es importante recordar la situación original de nuestra tierra? Lo primero, porque nos recuerda cómo Dios, en su sabiduría y bondad, dió forma a esta tierra en esta parte del mundo. No ocurrió de la noche a la mañana. Llevó millones de años de cuidado y amor moldear y conformar esta tierra en toda su belleza, riqueza y esplendor, en la que vínculos complejos ligan a todas las criaturas juntas en una comunidad que se da soporte mutuamente. Los seres humanos no son ajenos a esta comunidad. Dios planeó esta tierra para nosotros, sus criaturas especiales, pero no de forma que pudiéramos destruirla y transformarla en un basurero. Más bien nos encargó como defensores de su creación para cuidar por ella, proteger su fecundidad y no permitir su devastación (Gen 1, 28; 9, 12). Protegiendo lo que queda de la selva tropical, aseguramos que los granjeros tengan lluvia y plantas para la comida que les da sustento

La creación como proceso. Como largo proceso de cuidado y amor. ¿Nos orienta esto en una nueva forma de mirar la naturaleza, de contemplar la vida?

Miguel Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s