Adviento consciente, adviento consecuente

    Nos encontramos en Adviento, comienzo del año litúrgico. Tiempo de espera y de esperanza. 

      Adviento quiere decir llegada o venida. Y eso es lo que nos preparamos a celebrar, la primera venida del Señor.

       El Adviento quiere ser una invitación a conectar con lo mejor que hay en cada uno de nosotros y de ahí esta propuesta.

        Las siguientes reflexiones reflexiones nos pueden ayudar en estos días de preparación para la Navidad. Son días en los que buscamos evitar los excesos a los que nos incita la propaganda y en los que creemos que nuestro propio Adviento no será sincero ni consecuente si no partimos de la solidaridad, la pasión por la justicia y la preocupación por la vida. Por ello, buscamos que estas reflexiones diarias que hemos preparado ayuden a caminar en esta preparación, invitándonos a pensar sobre algunas consecuencias de nuestros actos. A la vez, buscamos nos acerquen a conocer algunas realidades cercanas y sencillas que nos convocan a la esperanza.